Moldeando la luz

Fotógrafos que no dejarán indiferente a nadie


MIS ANDANZAS CON DOS GRANDES ALIMAÑEROS.


Estos dos grandes hombres fueron los culpables de yo conocer la naturaleza y todos los rincones, los lobos y otros animales de Redes, me pasé muchas tardes y muchas noches escuchándolos en mi juventud y de mi adolescencia.
Tanto el Daniel Calvo como Paulino Lozano, eran a la vez grades amigos y expertos recolectores de miel silvestre, si así se les puede llamar. “recolectores” de aventuras.
No eran esquilmadores ni depredadores del medio, no nunca, nunca interpretaban una mala hazaña hacia las colmenas que quitaban, casi siempre lo hacían entre los meses agosto y de septiembre lo hacían con gran fundamento, aplicando siempre su teoría de supervivencia de la especie.
Eran grandes defensores de la naturaleza, a su manera, creo que tendremos que aprender un poco todos de ellos…
Rondaron y recorrieron todos los senderos de la cordillera Cantabria desde el río del Infiernu, en Piloña, El Coballon, hasta los cordales de Ponga, Ventaniella, Piloñu, Sajambre, Arcenoriu, y Pinar de Lillo, Cofiñal y Mampodre, en León; los Montes de Tarna, Monte Redes y Pocellu puertos de Cotorgan en Caleao, y los ríos Castellanos en épocas estivales del Esla y Porma, aparte de todos los afluentes del Nalón.
Ellos mismos decían que los lobos andaban 7 leguas en una noche, pero yo creo que ellos también las andaban…
Se tiraban al monte con su “tronzón”, hachas en mano, latas y sacos con todos sus artilugios, dispuestos a la faena para escolmenar, enfrentarse al monte con soltura y maña a veces tenían que recorrer varios kilómetros caminando e incluso durmiendo en el monte para recuperar la colmena previamente localizada en algún árbol o pedrisco “xerru” ya bien señalizada con anterioridad por el mes de mayo o junio en época de enjambrar la colmena, una vez con la colmena quitada con los panales introducidos en las latas regresaban a casa cansados en tan largas caminatas.
Como bien decían ellos mismos en septiembre las abejas se pueden recuperar, pueden rehacer sus panales y recuperar miel para el invierno, si se lo quitas en otra época se puede morir y así mataríamos nuestras colmenas y la cría de la próxima primavera, esa era la filosofía de estos auténticos expertos en la alta montaña del alto Nalón.
Daniel era más suave, podías aprender más de él, tenía más humor, Paulino era torpe y algo más burro, fuerte y robusto como un león, no tenía miedo a nada.
Grandes defensores de la naturaleza:
Eran contrarios a los envenenamientos de los ríos y a las malas artes, defensores siempre de las vedas.
¡Pescar sí... Pero envenenar non!... Ese era el lema.
<Si alguien susurraba alguna broma, para notales su intención…. vamos a envenenar el riu, p´a pescar una truchada, saltaba Paulino…. ¡Mecagon ,Dios….Decía Paulino. Eso que non lo vea yo…. Porque afuégulu... hellí mismu….>
<El insinuar algo por el estilo era una ofensa para estos hombres.>
Por los años setenta con la presencia de transeúntes con la construcción del pantano de Tanes y Rioseco los llamaban “los pantaneros” por lo visto, unos pantaneros un domingo de verano, envenenaron un reguero que tenia truchas, cercano al pueblo. Esto nos sentó muy mal y me incluyo yo, entre los que éramos aficionados a la pesca y nos tuvimos que poner a la obra de recuperarlo.

Después de repoblarlo a base de lecheras de alevines de trucha del Nalón, que captábamos en la presa del pueblo, así lo repoblamos poco a poco, en dos o tres años, ya lo habíamos recuperado a fuerza de gran esfuerzo y asistencia por recuperarlo, lo hacíamos cuando íbamos a ordeñar las vacas al cotu todas las tardes, así repoblamos de nuevo el riachuelo, al que hoy gracias al esfuerzo que hicimos tiene otra vez vida y truchas de las que habían exterminado con anterioridad.

Otra anécdota.
En una ocasión se presenta a Pepe Calvo, (guarda mayor de caza del coto Nacional.) La jefatura de la diputación de Oviedo a la cabeza, Don Jaime Vigon, en el Refugio de Brañagallones, esto era a través de una llamada telefónica por el mes de octubre, con la veda cerrada, llama Vigon a Pepe el guarda y le propone pasar un fin de semana en Brañagallones con unos amigos, pero estos quieren cenar un día una truchada de río de alta montaña. Pepe sorprendido por estar la veda cerrada, empieza a dar vueltas a su inseparable gorra visera, piensa en los pescadores de La Foz, para pescar la truchada para tal compromiso….
-Recuerdo que se acercó al bar del pueblo una tarde de jueves a echar un julepe con Manolo el ferderu, Rogelio el guardamontes, Emiliano Viaña el maderista, y... hace llamar a Manolin el de Audina y a Paulino Lozano, dos expertos pescadores de los que bien sabido por él eran expertos pescadores, les cuenta el compromiso que aquella tarde fue requerido por teléfono por Jaime Vigon, ingeniero jefe de montes de Asturias (su jefe de el y de Rogelio el Guarda montes en aquella época, y este convence los dos pescadores, a que entren en río de Pedrosin por San Salvador arriba. Al otro día a las siete de la mañana a pescar la truchada convenida. Y para las tres de la tarde tenían las cestas llenas en el valle del Andorbiu en el cotu de Avellar en Redes, para Pepe después llevarlas hasta el Refugio de Brañagallones.
Los dos pescadores en un principio, dudaron de Pepe Calvo, por si era una trampa tendida por él, pero éste les tuvo que convencer, a fuerza de decirles y prometerles que no les iba a pasar nada que incluso estarían vigilados todo el día por él mismo. Trabajo le costó pero estos cedieron a su propuesta, después de ser convencidos.

En otra ocasión:
A mediados del mes de mayo de 1974, una pareja de lobos merodea en la cordillera cantábrica, con la finalidad de criar en la zona y empiezan a hacer mella en las crías de potros y terneros nacidos en primavera. Comen varios xatos en el valle de Riosol en la zona de Maraña, potros en Pendones y Xatos en los cordales de Ponga.
Lo más curioso era que nunca hacían los daños cerca de donde tenían la madriguera, ya teníamos una pista fiable…..
Se empieza a cerrar el cerco…..Las tardes grandes del mes de mayo, en un pueblo del alto Nalón dan para mucho pesar.
Y….
Día sí y día también, hay daños en los contornos, las ganaderías sufren descalabros en la zona.
Se entama el quitarles la cría a los llobos, cuando paria, la lloba...se dan unos días de reconocimiento de huellas en los senderos altos de los puertos, con Daniel a la cabeza como buen cazador, y se distribuyen cuatro o cinco días de reconocimiento y observación, toma de rastros y movimientos, de los caninos que buscábamos.
Se centra la investigación en los montes de Tarna, cordal de Ponga y cordal de la Vega Texeu.
Los rastreos ya estaban bien dominados y observados por estos expertos alimañeros, Daniel y Paulino a la cabeza de la expedición acompañados por un chaval más joven conocedor y buen andador era Aquilino, tres día del mes de junio, al quinto se encuentran a los lobeznos en las argayaes de la Vega, entre la collada de Tarna y la Vega Abaxu, se encuentran con cinco lobeznos de cinco o seis días de vida, los rescatan de una carba escarbada en una “raiceras” de unas abedules, debajo de una gran piedra estaba la camada con los cinco cachorros de lobo ente “los urciales”, un lugar de lo más insospechado pero buen conducido por dos grandes expertos, y en el mayor de los difíciles accesos nunca vistos por persona humana.
Se rescatan de la larga y estrecha cueva, se van metiendo en los zurrones y después de una larga y sudorosa caminata de varios kilómetros se llega a las cinco de la tarde del día 5 de junio, aparece la expedición en el pueblo de La Foz, con el motín que tanto se buscó durante varios días de trabajo y grandes madrugones. Fue celebrado por toda la parroquia y los pueblos limítrofes y por los organismos oficiales, felicitándoles por tal faena.
Se les lleva a una cuadra, se les amamantan con leche de vaca, y…. ahora…..QUE….
Ahora hay que cazar a los padres… (A los lobos grandes,)…. y como……
Se estima que cuidándolos al rececho…..¡¡ No al rececho no...!! Opinan los más expertos…. los llobos tienen muy buena vista y muy buen olfato.
TODO EL MUNDO DABA IDEAS…………………………….
No entraran…… comenta Calvo.
Era experto, y los conocía muy bien, como el sol a la luna….. Y este se despreocupa de los lobos y se dedica de lleno, junto con su compañero de fatigas Paulino a la pesca, que era de lo que vivían en temporada.
Por aquella época se estaban dando bien las truchas…había que aprovechar….. Y era el mes de junio.
Nos encargan del asunto a los más jóvenes éramos “voluntarios”, y nos propusieron a los que éramos aficionados a la caza…
< Para ir trayándonos y aprendiéramos la lección, Que quería decir esto……nos estaban entregando el listón.... Había que intentarlo…….. Y para posteriori en el futuro…. ¿Era un mensaje?…. Yo así lo entendí…>
Se habla con el guarda mayor Pepe Calvo, para que se nos autorice, el poner lazos a ciertos metros a la redonda, DE DONDE FUERON CAPTURADAS LAS CRIAS, a ver si entran a amamantar a un lobezno, el guarda mayor colaboró con nosotros en todo momento autorizándonos en todo, y dio carta blanca para que si caía rebeco o corzo, no había sanción alguna para nosotros.
La misión era capturar a los lobos, me tocó a mí y a Kilo Barrial, nos encomendaron la misión, personalmente, yo era el encargado de llevar en una moto a un lobezno, todas las tardes del mes de junio, recuerdo que subía hasta les escueles de Tarna, al “Pareu” rebasábamos La Collada de Tarna y nos metíamos en “la carba”, de Les argayaes en el Abedular de enfrente “La Vega Abaxu”, teníamos que amarar” el lobeznu”, a ver si aullaba en la noche para reclamar a los padres, recuerdo que un día nos entretuvimos un poco más de la cuenta poniendo más lazos, como se nos había encomendado, y…… nos dio la noche cerrada en “la carba”, sentíamos movimientos extraños por la espesura del monte, eran los rebecos que merodeaban en el monte, y a mi compañero y a mí se nos ponían los pelos de punta y la piel de gallina, yo creo que en aquel momento…… si nos pinchan no sangrábamos, pensando si serían los lobos adultos…………Y nos podrían atacar.
Y así nos fuimos curtiendo a fuerza de respigos y erizar la piel de gallina en las noches y algún temblor que otro……de pánico en las espesuras de los montes de Redes. De hecho que perdimos el miedo en la adolescencia, como cuando pierde uno la virginidad. Formándonos como conocedores del medio y aprendiendo experiencias de toda la naturaleza habida y por haber..
Yo era un adolescente con 17 años, esto lo hicimos durante todas las tardes, en el mes de junio del año 1974, a primeros del mes de julio tuvimos que abandonar la faena, por echársenos el mes de julio encima con la recogida de la hierba, y se tuvo que abandonar la aventura de cazar los lobos grandes. El astuto de Calvo ya lo había pronosticado, no entrarían…. Y así fue……
Después de todo, no estuvo nada mal. Habíamos capturado cinco lobeznos, que entre los cinco eran tres hembras y dos machos. Que en los años posteriores habrían de hacer varias camadas más y grandes estragos entre las ganaderías de las cuales vivíamos todos en aquella época.
En otra ocasión esto fue a primeros de los setenta en el pueblo de La Foz se sembraba casi toda la vega a maíz y cuando este empieza a “empanoyar” la mazorcas en el grano, empiezan a atacar los jabalíes, en la vega de los llanos, regia el coto de caza, Don Luís Arguelles y se le pone en conocimiento, que día, tras día hay daños en los sembrados, este autoriza a Daniel a que los cuide y los elimine, este hombre ya metido en años unos sesenta y pico, buen cazador pero como el decía ya me falla la vista, y además de noche… no sé si podré, pero era tan grande la afición que tenia y la vocación que había “mamado”…(era hijo del legendario José “Miza”, y gran amigo de este. Y que con experiencia y seguridad, Don Luís sabía que no le iba a decir que no, y que no le iba a fallar, este con Daniel se apunta a recechar a los jabalíes de noche en los Fondiles de La Foz, pero estos entran por otros lados y no por la espera que se esperaba…. Don Luís se marcha para Oviedo, cansado de esperar dos o tres días sin éxito y deja a Daniel solo para rececharlos…
<Este se inventa una maña muy astuta>, poco vista en el mundo de la caza, pero muy eficaz. <Una “artimaña” más de las suyas,> una cosa insólita que nunca se había visto, va, de día, se orienta como entran los jabalíes, y por dónde.
< Lo que no se le ocurriera a este hombre, no se le ocurría a nadie de este mundo>
Se inventa el artilugio de poner el carrete del sedal de pescar en un tramo bastante largo, lo ancho del prado, varios metros, para cuando entraran en la noche los jabalíes se enredaran en el sedal y de esta manera, al tirar el carrete de donde lo tenía a la altura de la vista y del oído cayera al suelo y alarmara avisando a Calvo.
Calculador y astuto……. Este, espero a la luna…. La luna llena….Que era lo que él tenía en la mente para acometer el gran día…..
Entraron en la segunda noche de luna llena, cuatro jabalíes grandes, los mato a cada uno de un solo disparo, a los dos días mata a otros dos más, quedando la situación controlada por aquel momento con los daños del maíz de La Foz. Visto el éxito que tuvo en el pueblo, fue requerido por Florentino Corral, y buen amigo suyo en Pendones, que era al mismo tiempo guarda también del coto de Don Luís Arguelles en este pueblo, había daños en la hería del “Toral,” y los vecinos reclamaban justicia a los depredadores. Otra noche de luna llena se prepara el rececho, y en cosa de una hora, entre las diez y las once de la noche, caza a otros dos jabalíes, quedando arreglado el litigio de los daños en aquel pueblo al igual que en el anterior, gracias al experto cazador.
Con su escopeta paralela del calibre 20, los cartuchos, los cargaba el artesanalmente, Tenía una medida para poner la pólvora, quitaba los pistones disparados y los reponía por otros nuevos y después ponía los tacos de cartón quedando como nuevos él, solo en su casa, los plomos los aplicaba de las garrafas viejas de pescar, que tenía en el desván de su padre, ¡yo fui, testigo, más de una noche de las largas de invierno, como hacia toda la parafernalia de esta faena…
Creo que todos los que conocimos a estos hombres llevamos un poco de ellos, de uno aprendimos a respetar la naturaleza y el medio ambiente, y la técnica de pescar, de otro la de cazar y la enhebrar anzuelos entre otras cosas.
Todo este relato hoy se lo dedico a estos hombres y en especial a Daniel Calvo por todo lo que me enseño y aprendí a su lado, enseñándome a respetar y a amar a la naturaleza y a lo que nos rodea, que sirva de lección, para todos.
( otros apuntes: El 23 de octubre de 1949 Lueje subió hasta Cerra del Pasu Altu acompañado desde La Foz por el guarda de Reres Daniel Calvo, "hijo del mítico Miza".)
JOSE "MIZA".
"Miza", gran cazador alimañero Casín. José Calvo Coya, conocido popularmente por "Miza" nació en La Foz (Caso) en 1874 y fue un cazador muy precoz, a los 14 años ya recorría los montes cercanos a La Foz en busca de caza, practicó también la pesca utilizando el método de la pesca con "garrafa" aparte de la cañavera de bambú con Felipe Coya otro pariente de él y vecino del mismo pueblo bien conocidos los dos por las riberas de los ríos casinos y riberas del alto Esla y Porma de la vecina provincia de León. Pero "Miza" donde alcanzó más notoriedad fue en la caza mayor sin descuidar otras especies. A lo largo de su larga trayectoria de cazador-alimañero contabilizó en su diario 532 rebecos y corzos, 9 osos, 2 lobos, 45 jabalíes, amén de centenares de zorros, martas, etc. Entre sus experiencias más emocionantes relataba él en algunas ocasiones la sensación frustrante que sintió en cierta ocasión al encontrar una rebeca muerta y a su lado "una cabritina", según expresión de "Miza", hija de la muerta, que "Miza" intentó reanimar llevándola a su cabaña en la majada de Tiatordos. Sólo sobrevivió 36 horas pero el sentimiento que dejó a "Miza" fue tan profundo que desde entonces se negó en redondo a matar animales hembras. Así lo expresaba el cazador: "cuántas cabritinas como ésta se habrán muerto por mi culpa".
Probablemente uno de los osos más grandes abatidos en Asturias en la primera mitad del pasado siglo lo cobró "Miza" en Privanes, cerca de Tarna. Sus huellas median 18 centímetros. Muerto el oso, "Miza" se sentó sobre el mismo a merendar aunque se le fueron las ganas por la tensión vivida.
"Miza" recordaba los viejos tiempos de las escopetas de chispa que por el ruido que producían espantaban a los animales y originaban en muchas ocasiones quemaduras en las cejas de los cazadores.
(El mote de "Miza" le viene de que cuando era pequeño no pronunciaba bien la "S" y cuando le preguntaban por su madre y ésta estaba en misa, él contestaba: está en miza, está en miza y así le quedo el mote de "MIZA".)
Estas hazañas se las debemos gente de la carisma de estos hombres curtidos por la vida, las vivencias, acaecidas en tiempos difíciles correrías que tuvieron en su vida llena de aventuras y rodeada por la naturaleza que siempre fue su compañera de fatigas.
Esto ocurrió y aconteció en la década des años setenta , en el paraje en el que hoy llamamos Parque de Redes y sus alrededores, sin ellos y muchos más como ellos < cada uno tendrá su historia, yo hoy cuento un poco de la mía, la que aprendí de estos hombres > y que supieron con su buen hacer y sabiduría trasmitirnos los testigos de control y gestión equilibrada de aquella época, hoy no sería posible de que tuviéramos tan bien conservado un parque natural y la rica fauna, la flora como la que tenemos y podemos disfrutar hoy en el siglo XXI, gracias a las lecciones que en su día nos dieron con su sabiduría y su bien hacer.
Aurelio Fernández

Visitas: 56

Los comentarios están cerrados para este post

Esta es una red social de y para los amantes de la fotografía

Escuela de Fotografía de Moldeando la luz

Blog Posts

Luz y Tinta nº 74

Publicado por Camarito el diciembre 10, 2017 a las 5:00pm 47 Comentarios

Para descargar la revista en formato PDF Pincha Aquí

Para descargar la revista en Multimedia, leerla o comprarla Pincha Aquí

También puedes…

Continuar

Fotógrafa del mes de Noviembre, Ana

Publicado por Camarito el diciembre 1, 2017 a las 10:40am 38 Comentarios

Semblanza de Ana

Ana Isabel Pérez Gonzáles firma sus fotos en Moldeando la luz como “Ana” y en correo personal me dice que, tras pasar toda su vida en Vigo, vive actualmente en un pequeño…

Continuar

Luz y Tinta nº 73

Publicado por Guendy el noviembre 11, 2017 a las 12:33am 113 Comentarios

Para descargar la revista en formato "pdf" …

Continuar

Fotógrafo del mes de Octubre, J.R. Torrealdea

Publicado por Camarito el noviembre 1, 2017 a las 7:30am 42 Comentarios

Semblanza de J.R. Torrealdea

Moldeando la luz es una plataforma fotográfica en la que conviven pacífica y armoniosamente fotógrafos de todos los estilos y tendencias, y en la que participan fotógrafos…

Continuar

Luz y Tinta nº 72

Publicado por Camarito el octubre 10, 2017 a las 6:00pm 82 Comentarios

Para ver la revista en formato multimedia…

Continuar

Carta abierta a todos los que intenten meterme su nacionalismo por los ojos

Publicado por CaxigalinesII el octubre 4, 2017 a las 7:00pm 24 Comentarios

Hola, llevo mucho tiempo intentando separar la fotografía de la política, siendo consciente de que la fotografía es un lenguaje más, escribir con la luz, y no se pueden poner puertas al campo, evidentemente, así que desde hace tiempo he respetado y…

Continuar

Fotógrafo del mes de Septiembre, Manuel Antonio Centeno Llorente

Publicado por Camarito el octubre 1, 2017 a las 8:00am 46 Comentarios

Semblanza de Manuel Antonio Centeno Llorente

En una primera aproximación a las fotografías de Manuel Antonio Centeno Llorente, no cabe duda de que la esfera de interés del fotógrafo es amplia y, como…

Continuar

Luz y Tinta nº 71

Publicado por Guendy el septiembre 9, 2017 a las 1:00pm 61 Comentarios

Para descargar la revista en formato pdf  …

Continuar

Fotos destacadas

the reader

por svetlava

EL CIELO Y EL AGUA

por J.R Torrealdea

David

por Jesús Alvarez Rodríguez

Distintivo

Cargando…

Sobre

Guendy creó esta red social en Ning.

© 2017   Creado por Guendy.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Desconectado

Vídeo en directo