Moldeando la luz

Fotógrafos que no dejarán indiferente a nadie

Como continuación a la interesante nota sobre lo subjetivo, publicada por nuestro director Guendy, quiero manifestar mi acuerdo con él y aportar mi punto de vista.

Cuando se habla de subjetivo se tiende a entender y a trasmitir que lo subjetivo está a un nivel inferior a lo objetivo y de ahí se le añade automáticamente un criterio de valor negativo, concluyendo por lo mismo, que lo objetivo es mejor y lo subjetivo peor.

Literalmente el prefijo sub quiere señalar exactamente una subordinación, una posición por debajo de. Sin embargo esto no quiere decir que conlleve en sí mismo valor alguno, que sea peor o mejor. Simplemente es un punto de vista, una posición, diferente.

Llevo muchos años intentando defender lo subjetivo como algo muy valorable, aunque en principio, insisto, no sea una condición de valor en sí mismo; así como lo contrario, lo objetivo, tampoco lo es. Y llevo los mismos años preguntándome incluso si lo objetivo existe. Hasta el siglo XV para la inmensa mayoría de los humanos la tierra era plana; esto era algo evidente. Hasta que uno demostró lo contrario. El que la inmensa mayoría piense de una manera no quiere decir que por ello esté en lo cierto. Sin embargo admito que en general la inteligencia colectiva, la observación colectiva, es superior a la individual, salvo excepciones. Es una de las razones por la que soy demócrata.

En algunos aspectos no queda más remedio que acudir a la llamada objetividad. Ésta es, en principio pero no en final, lo que la mayoría acepta como tal. Y en ese sentido, todos estamos de acuerdo en que para unas oposiciones, una titulación, etc. se debe recurrir a pruebas objetivas. Como si estas existieran y fueran inapelables.

Me he dedicado buena parte de mi vida, sobre todo la última, a la docencia; en ésta se acepta que los exámenes tipo test son los más objetivos. Y lo son, relativamente, respecto a evaluación de conocimientos frente a  las preguntas abiertas, pero no frente a otras pruebas. Por ejemplo, en el ámbito sanitario se considera objetiva para la práctica médica (práctica clínica) la prueba llamada ECOE (Evaluación Clínica Objetiva Estructurada) que consiste en poner a prueba al evaluado frente a una situación “casi” real (con pacientes simulados, casos clínicos, radiografías, etc.). Sin embargo la ECOE, aunque útil para la práctica, no mide bien todos los conocimientos que se deben tener. La conclusión es que se deben usar múltiples pruebas y combinarlas.

Nuestros cerebros trabajan sobre la realidad sin que nos demos cuenta. Captamos un sinfín de detalles inconscientes que el cerebro procesa dando una valoración de cada situación, que no se sabe muy bien cómo se ha obtenido pero que suele ser válida para el individuo. Como no conocemos la manera detallada respecto a cómo se ha concluido la información, lo llamamos subjetivo.

A los líderes políticos (o sus partidos) no los elegimos objetivamente en función de un currículum, si no como resultado de cierta afinidad a unas ideas y como permeabilidad a la propaganda que conllevan. Muy pocos, salvo los más cercanos, conocen “objetivamente” la supuesta valía de los candidatos.  

Centrándonos en la fotografía (un arte que se puede utilizar con diversos fines), en ella lo subjetivo es su esencia misma, como en todas las artes. Lo objetivo sencillamente no existe en el arte y, en consecuencia, tampoco en la fotografía. Incluso un mismo objeto inmóvil, inmutable, es diferente en un mismo momento y posición para los que lo observan. Un gran número de humanos lo verán de un color, pero los daltónicos lo verán de otro. Para unos tendrá una determinada carga afectiva en función de sus vivencias, para otros será diferente. Y en función de estas cargas afectivas asociadas al objeto, el resultado de la observación será muy diferente, produciendo aceptación, rechazo o neutralidad.

Aunque lo de la neutralidad mejor lo dejamos para otra reflexión, porque, al menos a mí me ocurre lo mismo que con la objetividad: creo que no existen.

JuanDepunto

Visitas: 698

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Juan, me parece que haces una análisis y reflexión sobre un tema muy importantes, es más creo que el enriquecimiento de un fotógrafo pasa más por formarse, saber lo que hace y por que lo hace, antes de pasar el tiempo tocando teclas y botones del fhotoshop u otros programas de edición. ¿Se pude ser pintor sin saber dibujar? Se trata en este caso de falsear una realidad que eres incapaz de plasmar y recurres al exceso de edición. ¿Es aplicable en este caso en objetividad y subjetividad?  Creo que es imposible que llegues a ser un gran químico  saltándote las reglas más elementales de la matemáticas, las cuatro reglas.

 El buen trabajo fotográfico objetivo o subjetivo se desarrolla gracias al conocimiento adquirido en la explotación del medio. Y ahí, para mi es muy interesante, la investigación, descubrir cómo trabajan los fotógrafos, que influencias han tenido, porque hacen ese tipo de trabajos, partiendo de la base que yo pienso que no se  puede hablar realmente de una idea original, pues todas las ideas surgen de ver, de estudiar otras cosas que nos llevan ahí, pero bueno ese es otro tema muy importante en mi opinión para otro debate, la investigación y exploración de las fotografías,  también esta reflexión nos puede llevar a la objetividad y subjetividad, pero de lo que si estoy seguro es que nos enseñará a saber leer las fotografías, cosa que como vivimos tan deprisa, ni leemos ni aprendemos a leer, que tan bien son dos cosas totalmente diferentes, y en la fotografía ocurre más de lo mismo.

Un placer Juan


Para mí la fotografía es en sí, es una forma natural subjetiva,  significa que con esfuerzo puede hacer que usted objetivice, pero que no es así su naturaleza. No comprender bien espanol, no se si me comprender okOto Slavic dijo:

Even with the difficulties and treats the translator, I think a very important consideration. Research and exploration are vital elements of practice Photographer

Para mí la fotografía es en sí, es una forma natural subjetiva,  significa que con esfuerzo puede hacer que usted objetivice, pero que no es así su naturaleza. No comprender bien espanol, no se si me comprender ok

El objetivo subjetivo.

Escrito por Carlos Cazurro
Publicado el domingo, 21 noviembre de 2010.

Lo encontré hace tiempo en Internet, me gustó y me lo guardé, creo que viene al caso y tiene mucho interés, al menos así me lo pareció a mi y me sigue pareciendo.

Es donde estás. Es por qué estás ahí. Es quién eres. Es tu estado de ánimo. Es el momento en el que decides coger la cámara. Es analógico o digital. Es el motivo por el que decides cogerla. Es montar ese o aquel objetivo. Es cuando la metes en la funda y sales a la calle con ella. Es salir con una idea o esperar encontrarnos con ella. Ese día. A esa hora. Es el camino que recorres. Es caminar con prisas o con pausas. La gente que se cruza en tu camino. La gente en cuyo camino te cruzas. Es la luz. Son las sombras. Es tu mejor amigo/a en primero de primaria. Es a lo que estás acostumbrado. Es nuestra capacidad de sorpresa. Es la chispa que te pide que desenfundes. Es que desenfundes. Es la reacción (o no) del entorno a tu cámara y tú. Es tu respuesta a esa reacción. Es donde te paras. Es haber mojado la noche antes. Es vertical u horizontal. Es la longitud focal. Es manual. Es el diafragma. Es la velocidad de exposición. Es tu última/o novia/o. Es sobreexponer. Es subexponer. Es la sensibilidad. Es saber lo que haces. Es el tiempo que llevas haciéndolo. Es automático. Es prioridad apertura. Es prioridad exposición. Es el punto de enfoque. Es manual. Es autoenfoque. Lo que encuadras. Es llevar boxers o gayumbos, bragas o tanga. Un paso atrás. Lo que dejas sin encuadrar. Dos pasos adelante. Es el tiempo que te detienes. Es el tiempo que detienes. Una vez. Dos veces. Una ráfaga de veces. Guardar sonriendo o borrar disgustado... Y podéis seguir rellenando este párrafo a vuestro antojo con tantas líneas como estiméis convenientes pero creo que con esto ya vale como punto de partida para lo que viene a continuación.

Una de las cosas que más gracia me ha hecho siempre de la fotografía es la capacidad que tiene de suscitar reacciones y generar reflexiones. Cuando alguien observa una foto parece que se olvida de que está frente a n+2 historias al mismo tiempo (donde n = al número de personas que van a ver esa foto y el +2 viene dado por la constante que define la suma de la historia que vio/quiso contar el autor con esa fotografía y la que estaba sucediendo en realidad). Pocas veces he visto coincidir dos de ellas y menos aún las tres (espectador, autor, motivo). Lo único objetivo es que me atrevo a decir sobre la fotografía es que es subjetiva en todo su recorrido.Y, si nos quisieramos poner más transcendentales, podríamos incluso llegar a afimar que la realidad misma no es objetiva ya que cada momento viene dado por una serie de circunstacias que harán que la comprendamos más o menos en función de lo que queramos profundizar en ella y en la forma en la que seamos capaces de asimilar cada matiz. Pero tampoco es plan porque de eso ya habló largo y tendido el amigo Ortega y Gasset. A mí lo que me llama la atención (casi diría que me escandaliza) es que todavía haya gente que piense y/o afirme con rotundidad que la

fotografía es un arte objetivo cuando la fotografía es una reflexión en sí misma. Y lo es desde el momento en que decides hacerte con una cámara y tu cabeza empieza a filtrar lo que merece la pena ser fotografiado y lo que no en función de todo aquello que sea lo que te ha llevado a estar delante de la foto que estás a punto de hacer hasta el momento mismo en el que ejecutas la obturación.

En fotoperiodismo (que parece ser el caballo blanco sobre el que cabalga la doncella de la foto-objetividad) la fotografía nos muestra una porción de realidad situada en una pequeñísima porción de tiempo. Partiendo de la base de que me parece hilarante que alguien pueda pensar -de verdad- que haya algo relacionado con el periodismo que sea objetivo, podríamos considerar muchos factores que hacen que el fotoperiodismo no lo sea: los objetivos acotan el ángulo de visión, la composición nos invita a mirar aquí o allá, el tiempo que se captura acota nuestro conocimiento del contexto o la técnica del fotógrafo que, además, elige lo que considera más interesante en función de lo que el antes citado Ortega y Gasset llamaba perspectivismo o, lo que es lo mismo, la forma que tenemos cada uno de nosotros de componer nuestra verdad (que muchas veces se contradice con la de otros) en función de nuestras experiencias. El punto de vista (lo subjetivo), lejos de ser algo demonizable en fotografía es, precisamente, lo que hace que haya fotógrafos excepcionales, buenos, mediocres, malos o pésimos. Y que una fotografía sea excepcional buena, mediocre, mala o pésima tampoco es algo que tenga que preocuparnos demasiado ya que no existe una matemática formulada al respecto sino que dependerá en buena medida de la forma en la que se desarrolle el diálogo fotógrafo-público y de la perspectiva con la que cada parte emita/reciba. Lo importante, al menos para mí, al hacer una fotografía no es buscar el que les guste sino hacer que me guste.

Todo esto para decir que lo único objetivo que atrevo a decir de la fotografía es que la fotografía es subjetiva en todo su recorrido. Yo soy yo y mis circunstancias, decía Ortega y Gasset. Y mis fotos también. ¿A alguien le cabe duda todavía?

Nunca mejor dicho y en este caso que todo es muy subjetivo, si entendemos como subjetividad los criterios particulares de un sujeto, su particular forma de ver las cosas  de entenderlas y de manifestarse ante ellas, al otro lado el contra punto de la objetivad,  contrastada, analizada y coincidente con la de más sujetos, que bajo mi punto de vista no tiene por que ser la correcta, por ello yo también defiendo la subjetividad. En la fotografía se da perfectamente en la apariencia y la evidencia, la nota que Guendy subió en su día nos muestra una serie de ejemplos muy reveladores.

En principio el vínculo con lo real lo sustenta el estatus inicial de la fotografía. Sin  embargo, la imagen fotográfica resulta del proceso de creación del fotógrafo: y está siempre construida por muchos códigos todos ellos de diferentes naturaleza.  No podemos perder de vista que los inicios que la imagen fotográfica presenta relativos al tema fueron registrados por un sistema de representación visual. Si, por un instante,  durante la generación de la imagen, hubo una conexión con el hecho real, en el instante siguiente, y para siempre, lo que se tiene es el asunto representado; el hecho en si se diluye en el instante en que es registrado: el hecho es efímero, su memoria con todo, permanece –gracias a la fotografía. Son los documentos fotográficos que ahora prevalecen; en ellos vemos algo intangible por la propia naturaleza;  es la dimensión de la representación: una experiencia ambigua que envuelve a los receptores, pues, dependiendo del objeto retratado, se desliza entre la emoción y la información.

Nuestro acceso al dato real, cuando lo hacemos a través de la imagen fotográfica, será siempre un encuentro con la segunda realidad, la del documento, la de la representación elaborada. Se trata del acceso al mundo de la apariencia, un mundo que preserva las formas de un objeto o de un escenario o las facciones de un individuo recortadas en el espacio, paralizadas en el tiempo, un mundo inmaterial, mental, donde la imagen no importa si fue generada por un proceso químico o electrónico. La apariencia es la base de la llamada evidencia fotográfica.  El objeto puede encontrarse tal como se presentaba en su concreción; los personajes pueden aparecer sonrientes, introspectivos,  los escenarios pueden ser distorsionados, algunos detalles omitidos, puede tratarse de pura puesta en escena, la evidencia no puede dejar de ser cuestionada. Por ello, todo puede parecer objetivo pero en la más pura subjetividad.

 

Me encantan que se den este tipo de discusiones, que se han ido marchitando en Moldeando la luz, en la primera y segunda etapa de Moldeando la luz estaban mucho más presentes los debates, el intercambio de ideas en torno a las imágenes que nos rodean, nos informan, nos cuentan o nos evaden y distraen.

Enhorabuena  Juan, por iniciar este tema en el foro.

Buena reflexión Juan.... y permiteme un juego de palabras poco serio, en fotografia es muy importante "el objetivo" aunque es muy subjetivo la decisión de que distancia focal utilizar en una determinada toma....

Y me he quedado tan "ancho" ...............

Efectivamente, Juanjo, es tan importante como para poder aseverar que sin objetivo no hay fotografía (experimentos con latas agujereadas, es decir "objetivizadas", incluídos).



JohnAavitsland dijo:


Para mí la fotografía es en sí, es una forma natural subjetiva,  significa que con esfuerzo puede hacer que usted objetivice, pero que no es así su naturaleza. No comprender bien espanol, no se si me comprender okOto Slavic dijo:

Even with the difficulties and treats the translator, I think a very important consideration. Research and exploration are vital elements of practice Photographer

Te he comprendido bien, John. 

Un saludo

Personalmente pienso que en la fotografía desde sus comienzos siempre ha existido un conflicto entre lo objetivo y lo subjetivo, entre lo visible y lo invisible, entre lo aparente y lo oculto. Hay una tensión perpetua que se establece en el espíritu del receptor cuando se halla ante la imagen fotográfica en función de sus imágenes mentales.

Para mi lo subjetivo en la fotografía son aquellas imagenes que muchas veces me preguntan ¿Que demonios es esto que hay aquí? Me genera verdaderas sorpresas, reuniendo lo ordinario o lo extraordinario, de manera absurda o imposible.

Evidentemente mi objetividad puede ser tu subjetividad, de la misma manera que la objetividad de uno puede ser visto como subjetivo por los demás.

Gracias por iniciar este interesante tema Juan

Gracias, Aitar, por entrar en el debate.

Estoy de acuerdo contigo en que lo objetivo para uno puede ser subjetivo visto por otro, pero el fenómeno al que te refieres al comienzo de tu exposición, la aparición de imágenes imprevistas, creo que más que subjetivo pertenece al terreno del inconsciente que diría Freud o del subconsciente que diría Jung, y esto sería tema de otro debate, el del "Inconsciente en la fotografía".

Un cordial saludo

 

Responder a debate

RSS

Esta es una red social de y para los amantes de la fotografía

Escuela de Fotografía de Moldeando la luz

Blog Posts

Luz y Tinta nº 72

Publicado por Camarito el octubre 10, 2017 a las 6:00pm 42 Comentarios

Para ver la revista en formato multimedia…

Continuar

Carta abierta a todos los que intenten meterme su nacionalismo por los ojos

Publicado por CaxigalinesII el octubre 4, 2017 a las 7:00pm 23 Comentarios

Hola, llevo mucho tiempo intentando separar la fotografía de la política, siendo consciente de que la fotografía es un lenguaje más, escribir con la luz, y no se pueden poner puertas al campo, evidentemente, así que desde hace tiempo he respetado y…

Continuar

Fotógrafo del mes de Septiembre, Manuel Antonio Centeno Llorente

Publicado por Camarito el octubre 1, 2017 a las 8:00am 37 Comentarios

Semblanza de Manuel Antonio Centeno Llorente

En una primera aproximación a las fotografías de Manuel Antonio Centeno Llorente, no cabe duda de que la esfera de interés del fotógrafo es amplia y, como…

Continuar

Luz y Tinta nº 71

Publicado por Guendy el septiembre 9, 2017 a las 1:00pm 61 Comentarios

Para descargar la revista en formato pdf  …

Continuar

Fotógrafo del mes de Agosto, Abraham Janovski

Publicado por Paco Trinidad el septiembre 1, 2017 a las 12:00am 41 Comentarios

Semblanza de Abraham Janovski

Abraham Janovski, uruguayo de origen e israelita de destino familiar, es un fotógrafo realmente prolífico y proteico. En los pocos más de tres años que…

Continuar

NARRACION CINEGETICA VERDADERA

Publicado por Aurelio Fernandez Rodriguez el julio 4, 2017 a las 11:32am 0 Comentarios



MIS ANDANZAS CON DOS GRANDES ALIMAÑEROS.



Estos dos grandes hombres fueron los culpables de yo conocer la naturaleza y todos los rincones, los lobos y otros animales de Redes, me pasé muchas tardes y muchas noches escuchándolos en mi juventud y de mi adolescencia.

Tanto el Daniel Calvo como Paulino Lozano, eran a la vez grades amigos y expertos recolectores de miel silvestre, si así se les puede llamar. “recolectores” de aventuras.

No eran esquilmadores ni…

Continuar

Luz y Tinta nº 70

Publicado por Guendy el julio 1, 2017 a las 7:30pm 41 Comentarios

Para ver la revista en formato multimedia, descargarla...PINCHA AQUÍ

Para ver y descargar la revista en formato pdf. PINCHA…

Continuar

Fotógrafo del mes de Junio, Roman Filippov

Publicado por Camarito el julio 1, 2017 a las 10:49am 44 Comentarios

Semblanza de Roman Filippov

Reconocido por cuantos se acercan a la fotografía es que el retrato es una de las disciplinas más difíciles pues se trata de aislar, y por tanto destacar, algún…

Continuar

Eventos

octubre 2017
DLMMiJVS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
       

Fotos destacadas

Te esperaré

por Susana Gudiño Girlfriend

Girlfriend

por Catherine

Praise to the Fall

por Aleksandre

Passeig de bon matí.

por Salvador Roig i Seró

Distintivo

Cargando…

Sobre

Guendy creó esta red social en Ning.

© 2017   Creado por Guendy.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Desconectado

Vídeo en directo